sábado, 28 de abril de 2012

Mártir.-

   Hija del Rey Costo, éste intentó desposarla con el romano emperador Majencio, quien andaba prendado de su lozana belleza, mas negóse en redondo la doncella afirmando profesar fe cristiana; todo ello concluyó con su martirio en Alejandría (corría entonces la Cuarta Centuria de nuestra Era), más prodújose milagro al quebrarse de modo prodigioso rueda dentada con que pretendían darle suplicio, resultando pese a ello finalmente decapitada sin apostatar de su firme credo.


   Viene todo muy a cuento, pues en aquesta ciudad Santa Catalina prosigue padeciendo cruento tormento, o al menos así pretendemos manifestarlo, que ha mucho tiempo que su templo parroquial clausurado al culto permanece sin que veánse en lontananza visos de su pronta apertura.


Iglesia de buena traza y tres naves, reconstruida tras temblor de 1356, albergaba en su interior devotas imágenes y pinturas de varia temática religiosa, sin olvidar exquisita Capilla Sacramental debida al genial Figueroa o pétrea portada a sus pies, procedente de desaparecida parroquial de Santa Lucía. Cuenta en su haber con devotas hermandades y famosa cofradía que hace su anual Estación en tarde de Jueves Santo, que por mor de contingencia que comentamos sale de Los Terceros.


    Relátannos en cercana taberna, erigida en nuestra mocedad (1670) y famosa por sus guisos y caldos, que tras arreglo de tejados agotáronse dineros para proseguir obra de arreglo, que no hay acuerdo entre autoridades, que si no repáranse con presteza sus muros háblase incluso de ruina, con que perderíase no sólo preclaro lugar de culto, sino venerable monumento legado por antepasados.


    Empero, y por fortuna, no pocos mantienen honorable pugna por evitar abandono de antedicho templo, impetrando a ediles, regidores, gobernantes y demás por su salvación; vayan para ellos nuestros parabienes y agasajos, que es de hijos agradecidos querer evitar aumento de desolación y cosa digna de alabanza contemplar cómo se desviven por mantener vivo recuerdo de aquella parroquial ahora cerrada.

Valga este pliego, en efeto, como firme denuncia y triste lamento por desidia que impide contemplar en su esplendor aqueste valioso edificio que como su Titular, padece martirio prolongado en tiempo y forma.

No hay comentarios: