viernes, 20 de abril de 2012

XX.-


Cuéntannos que fue más alla de Cartuja de las Cuevas, cabe anchuroso Guadalquivir. Faze agora par de décadas.


Que fueron años de ímprobo esfuerzo y denodado trabajo por cimentar y edificar, que construyéronse puentes y que agora aún extasian a sesudo observador.


Que hubo sinsabores y decepciones a porfía, que no pocos aprovecharon río revuelto para aprovechar pescadora ganancia.


Que erigido recinto, juntáronse en él miles de almas, acudiendo gentes de toda nación y raza, convirtiendo aquel erial en metrópoli a manera de cómo quien suscribe conocióla antaño.

Que hubo músicas, festejos, jolgorios, triunfales desfiles y vistosos cortejos para asombro de cuanto acercóse a aquellos lares, pese a que no fuera baratura ni plato de gusto abonar estipendio exagerado por contemplar aquellos prodigios de ciencia y técnica.

Que brotaron largas filas frente a pabellones, con público ansioso por descubrir maravillas y objetos traídos de todo el orbe para ser contemplados con embeleso en seis meses.


Que acudieron monarcas y jerarcas, ministros y plenipotenciarios, cancilleres y legados, dignatarios y consejeros, oriundos de extrañas repúblicas, ignotas naciones o reconocidos estados.


Que, antes bie, fue feliz suceso, y que no pocos rememóranlo con nostalgia de juventud o aniñada añoranza.

Vano espejismo o gozosa realidad, ilusión o desengaño, metáfora de lo vivido, ocasión importante resultó para Sevilla, aprovechada o no dejarémoslo a criterio del piadoso lector de aquestos pliegos.

4 comentarios:

Eloy Dutoit dijo...

Comparta vuesa merced con mi pobre pero leal saber, que aquestos que aprovecharonse de Guadalquivir revuelto para que, como vos decís, acopiar suculentos barbos, y que a la postre solo ofrecieronse las raspas y espinas, y otros aquellos que no pusieron guarda y custodia sobre las excelencias que a los villanos se nos legaba, sin llegar al cadalso, por cristiana conciencia, habría que ofrecerles expiación de sus culpas, con algunas penas que a vuestro parecer sean de consideración.

Alonso de Escalona dijo...

Agredecidos sobremanera por su comentario, habremos de añadir a él que para expiar culpas es menester dolor por pecado y propósito de enmienda; como no somos doctos en leyes ni hemos sido ordenados por la Santa Madre Iglesia preferiremos que sea Cronos quien ponga a cada cual en sitio que corresponde. Reciba nuestros plácemes.

MJ Rodríguez Rechi dijo...

Buenas tardes soy administrador de Blogueros de Sevilla. Estamos intentando recopilar la dirección de todos los correos electrónicos de Blogueros de Sevilla. Rogamos que nos la enviasen para poder informaros de las últimas novedades. Gracias y un saludo. Dirección de correo: cm@bloguerosdesevilla.com

Alonso de Escalona dijo...

Estimado Maese Rodríguez hace escasos minutos hemos procedido al envío de los datos solicitados. Agradecidos, reciba nuestra más distinguida consideración.