lunes, 6 de abril de 2015

Contraluces.-



Finalizaron días santos para aquesta ciudad y bien sabemos que con dicha conclusión muchos sentirán honda tristeza por lo fugaz del tiempo. Quedarán enseres por ordenar y Pasos por mudar. Quedarán sesudos debates por dirimir y arduas discusiones por zanjar. Quedarán túnicas por limpiar y capirotes que guardar. Quedará nostalgia por lo vivido y por lo no vivido. Quedará el recuerdo y el eco de una marcha mientras un palio se aleja, como se alejan estas intensas jornadas en la que cada cual ha hecho lo posible por disfrutarlas a su leal saber y entender.

Iniciemos, pues, cuenta atrás que en ello nos irá la vida, aguardando de nuevo la visión del primer nazarenos allá por marzo de 2016... 

1 comentario:

Antonio dijo...

347 días para el Viernes de Dolores, y restando...
Un abrazo, Hermano.